Buscar
  • Lorena Matzen

Capacitación de las fuerzas de seguridad en Lenguaje de Señas

La Diputada Nacional Lorena Matzen presentó un proyecto de ley que establece la

obligatoriedad de capacitación de las fuerzas de seguridad de la República Argentina en

Lenguaje de Señas (LSA) como una forma de ampliar, hacia la población con

discapacidad auditiva, el servicio que el personal de estas instituciones presta a la

comunidad en su tarea diaria de recorrido de las calles e interacción con la ciudadanía.

La capacitación de estos agentes públicos en el lenguaje de señas, permitiría contar con

su apoyo en situaciones que demanden comunicación con personas que sufren

discapacidad auditiva, hipoacusia o cualquier tipo de padecimiento que le impida el habla.

La secretaria de Salud de la Nación considera que la discapacidad auditiva constituye

aproximadamente el 18% de las incapacidades que existen en Argentina, correspondiendo un 86,6% a dificultades auditivas y un 13,4% a sorderas. Si bien no

existe un censo exacto de cuántos sordos hay en el país, Asociaciones y personas

interesadas en la materia, calculan un número mayor a 70.000 sordos y más de 450.000

con algún tipo de discapacidad auditiva.


“Esta nueva prestación en el servicio público de los agentes de seguridad, permitiría una

mayor inclusión de la población hipoacúsica, al menos en el ámbito del espacio público.

Es en la calle dónde las situaciones en las que se requiere comunicarse con el otro,

preguntar por un punto de carga de la SUBE, por un cajero, solicitar ayuda u otras

circunstancias cotidianas, se multiplican a cada paso. Y estos servidores públicos,

capacitados en lenguaje de señas, podrían hacer un aporte enorme para reducir esa

brecha”, sostiene Matzen.

La iniciativa, que pone en cabeza del INADI el control de su cumplimiento, dispone la

obligatoriedad de capacitación en lenguaje de señas para la totalidad de las fuerzas

nacionales, a saber, Policía Federal, Gendarmería Nacional, Policía de Seguridad

Aeroportuaria y Prefectura Naval, por lo que, de aprobarse, todos los institutos y escuelas de formación de estas instituciones deberán incorporar en su currícula de estudios el curso de Lengua de Señas Argentina.


Este proyecto tiene como antecedente la ley 26.378, que aprueba la Convención

Internacional sobre Personas con Discapacidad y obliga a los Estados Parte a adoptar

todas las medidas legislativas, administrativas y de otra índole que sean necesarias para

hacer efectivos los derechos de las personas con discapacidad. En ese marco, finaliza la

diputada, “promover mecanismos para entenderlas, para ´escucharlas´ a través de sus

señas, es también evitar su discriminación”.



0 vistas
  • YOUTUBE lorena matzen

©2019