Buscar
  • Lorena Matzen

Es urgente que se proceda a la apertura de paritarias de brigadistas de la Patagonia.

Solicité al Ministerio de Ambiente, a tomar intervención en los reclamos que llevan adelante los brigadistas de incendios forestales de la Patagonia ante la baja del 25% de sus salarios,que además se proceda a la apertura de paritarias específicas para el sector y que se convoque de forma urgente a una mesa de trabajo que resuelva las justas demandas de reconocimiento del concepto por trabajo insalubre y de riesgo, de pase a planta permanente y de incorporación de estos trabajadores a un régimen previsional diferencial.

Actualmente los brigadistas combatientes del Plan Nacional de Manejo del Fuego pertenecientes a la Patagonia se encuentran en un estado de abandono alarmante por parte del gobierno nacional, al punto que se ha llegado a descontarles un 25% de sus salarios de forma intempestiva, sin que los reclamos hayan recibido siquiera una respuesta del Ministerio de Ambiente”.

En el proyecto se afirma que si bien el Plan Nacional de Manejo del Fuego no ha implicado el acompañamiento nacional con inversión adecuada a la gravedad de la siniestralidad del fuego en la Patagonia, si se puede decir que ha logrado una mayor presencia a través de la incorporación y formación de recursos humanos indispensables. En ese marco, es indispensable que “el gobierno nacional abandone el estado de sordera e intervenga con medidas que atiendan los reclamos de estos trabajadores” y agrega que “los resultados del combate al fuego no dependen sólo del momento en el que los brigadistas deben actuar. Esos resultados se construyen con políticas de largo plazo y sostenidas en el tiempo y no sólo tienen que ver con proveerlos del equipamiento necesario. Tienen que ver con capacitación permanente, con el reconocimiento a las arduas condiciones de trabajo en las que se desempeñan y con salarios dignos”.

“Estamos hablando de quienes exponen sus vidas para combatir daños ambientales irrecuperables, como lo fueron la pérdida del bosque de lengas de 300 años y 30 metros de altura que poblaba una ladera del cerro Piltriquitrón, o los ñires, coihues y maitenes perdidos. No hay margen para miradas cortoplacistas en la materia” con sólo mencionar la devastadora experiencia de este año en el que los incendios forestales arrasaron y consumieron más de 13.000 hectáreas de bosque y material vegetal en la Comarca Andina del Paralelo 42 y más de 500 viviendas que dejaron a un millar de damnificados con el triste agregado de la muerte de tres personas en El Hoyo y Lago Puelo.



5 vistas0 comentarios