Buscar
  • Lorena Matzen

Inclusión al IFE a personas que aún no cuenten con jubilación o pensión o esté en trámite

La diputada nacional Lorena Matzen, con el acompañamiento de sus pares Ximena García, Alvaro Lamadrid, Gustavo Menna, Claudia Najul, Luis Pastori, Dina Resinovsky, Roxana Reyes, Virginia Cornejo, Estela Regidor, Jose Luis Ricardo, Lidia Azcárate, Mario Arce, Carla Carrizo y Gonzalo Del Cerro, solicitó al Poder Ejecutivo Nacional que incorpore como beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), a las personas que aún no hayan iniciado el trámite de jubilación o pensión no contributiva por vejez o cuyas actuaciones estén pendientes de aprobación por parte de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES).


Una de las medidas dispuestas por el PEN para aliviar el impacto de la crisis ocasionada en la pandemia del Covid-19, consistió en destinar recursos extraordinarios del Tesoro Nacional para acompañar a las actividades productivas más afectadas, entre lo que se destaca especialmente el Decreto Presidencial N° 310/20, que instituye el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE, de $10 000) para los trabajadores y trabajadoras desocupadas, que de forma previa a la cuarentena, desarrollaban sus tareas en la informalidad o que, aún registrados como pequeños contribuyentes, han visto condicionadas y hasta imposibilitadas sus capacidades de generar ingresos genuinos a causa del aislamiento social preventivo y obligatorio.


El Decreto que dispone el beneficio (IFE) dispone en su artículo primero que tal prestación se encuentra destinada a compensar la pérdida o grave disminución de ingresos de personas afectadas por la situación de emergencia sanitaria y, en el artículo segundo, establece su alcance y los requisitos a cumplimentar para acceder al ingreso.

Matzen considera que el límite de edad dispuesto en el artículo segundo (los beneficiarios no deben superar los 65 años), cierra las puertas a un segmento de personas que presentan las mismas condiciones de vulnerabilidad que el Decreto presidencial pretende atender. Se trata de aquellas personas que no cuentan aún con su jubilación pero que, por este requisito etario, tampoco pueden acceder al beneficio de $ 10 000 dispuesto por la norma.


En este sentido, ANSES ha informado en su portal web oficial que todos los turnos asignados fueron reprogramados a partir del 17 de abril, y dispuso además una única vía de contacto (el número telefónico 130), circunstancia que obviamente produjo la saturación de la línea y los inconvenientes para realizar gestiones en el sitio web del organismo, en razón de la demanda al sistema. En consecuencia, aquellas personas que cumplen con la edad requerida para tramitar su jubilación o pensión no contributiva por vejez, pero que al momento de decretarse la emergencia nacional no alcanzaron a iniciar su trámite, o aquellas otras que aún se encuentran con la jubilación en trámite, no podrán percibir su jubilación hasta tanto se normalice la actividad de las dependencias administrativas del gobierno, pero tampoco podrán ser objeto de las previsiones del Ingreso de Emergencia.


Matzen y los diputados que acompañan la iniciativa, sostienen que se trata de un grupo de personas incluido naturalmente en la población destino del Decreto, población vulnerable, y es en esta línea que solicitan al PEN la eliminación de la limitante etaría para posibilitar una respuesta justa y solidaria a este segmento.




0 vistas
  • YOUTUBE lorena matzen

©2019