Buscar
  • Lorena Matzen

¡Una vez más acompañamos el reclamo de la Policía de Río Negro!



Nuevamente vemos cómo se da una controversia en la vida de la Institución Policial, que reclama por los derechos más elementales, UN SALARIO DIGNO, mejoras en sus condiciones laborales, más estímulos para superarse. Están recargados en este tiempo que vivimos y tienen siempre latente la posibilidad de que al menor reclamo de sus derechos, la respuesta sea una sanción o traslados que afectan a todo su núcleo familiar.

Así trata la provincia a su policía. Ese es el cuidado que se les da a quienes ponen en riesgo su vida para cuidar a todos los ciudadanos. Sueldos miserables y con falta de insumos y herramientas. Ellos, tienen que comprar de sus bolsillos los elementos que necesitan para cuidarse, o dependen de la buena voluntad de los ciudadanos y sus donaciones. Y por reclamar dignidad, así los aprietan.

No todos somos conscientes y muchas veces se menosprecia la labor policial y sus sacrificios. Quienes por vocación o necesidad laboral ingresan a las fuerzas públicas, deben estar dispuestos a no tener horarios, ni lugares fijos, y a ser trasladados periódicamente.

¿Saben que muchas veces ellos son quienes arreglan los vehículos policiales, consiguen el combustible y compran sus propios elementos de cuidado? Claramente, la sordera ante sus reclamos afecta la eficiencia en el servicio y mella los principios elementales de la fuerza, para trabajar con ahínco y tesón, y sobre todo diluye el sentido de pertenencia tan básico para incentivar al trabajador, afectando la relación de mando-obediencia que debe primar en esta Institución.

¡CUIDEMOS MÁS Y MEJOR A QUIENES NOS CUIDAN!

9 vistas
  • YOUTUBE lorena matzen

©2019